Ventajas de vender tu vivienda a través de una MLS

Al gestionar la venta de una vivienda a través de una MLS, simultáneamente la estaremos poniendo a la venta también en todas sus agencias inmobiliarias adheridas, algo que multiplicará de manera sustancial sus posibilidades de venta.

Ventajas de vender tu vivienda a través de una MLS

Una de las tentaciones más comunes cuando decidimos vender nuestra vivienda, es utilizar los servicios de todas las inmobiliarias de la zona donde esté ubicada.

La razón parece bastante lógica a simple vista: cuanto mayor sea el escaparate para mi casa, mayores posibilidades habrá de conseguir una venta rápida.

Sin embargo, los puntos negros de esta opción comienzan a verse muy temprano:

  • decenas de llamadas y correos de cada agencia inmobiliaria pidiéndonos una y otra vez la misma información,
  • poco compromiso en cuanto a la venta,
  • precios al público diferentes,
  • poca transparencia….

una locura que puede hacer desesperar a cualquier propietario.

¿Y si te diríamos que puedes conseguir la difusión de poner tu vivienda en venta en varias agencias a la vez pero con las ventajas de trabajar con un único agente inmobiliario?

Esta es la característica fundamental en la que se basan las MLS, sistemas de compartición de contratos de venta de viviendas entre todas las agencias inmobiliarias pertenecientes a la agrupación.

De esta manera, cuando decides vender tu vivienda a través de una MLS, simultáneamente lo estarás haciendo también en el resto de agencias adheridas a la misma.

Un sistema de compartición con numerosas ventajas para los propietarios:

1. Mayor difusión de tu vivienda

El principal beneficio es bastante claro: cuantas más agencias inmobiliarias tengan acceso a la venta de tu casa, mayores probabilidades habrá de encontrar un comprador para ella.

Y no sólo hablamos de volumen; las bases de datos de compradores de las agencias colaboradoras, están cualificadas, para que cuando se aporte un potencial comprador, sea una persona realmente interesada en la propiedad y con capacidad económica para afrontar el coste de adquisición, vía ahorros o préstamos hipotecario.

Las inmobiliarias que cooperan entre sí a través de una MLS, pueden pertenecer a una misma ubicación geográfica o ser originarias de diferentes zonas.

De esta manera, una persona que quiera comprar una casa a las afueras de Málaga, puede hacerlo desde una agencia situada en la misma ciudad de Málaga, desde Sevilla e incluso desde Valencia.

Nunca se sabe quien puede acabar comprando tu vivienda por lo que nunca conviene cerrar puertas.

2. Un solo interlocutor

A pesar de que tu vivienda pueda estar accesible en varias inmobiliarias al mismo tiempo, tú como propietario únicamente tendrás que contactar con una de ellas.

Tu agente inmobiliario asignado será el encargado de pedirte toda la documentación necesaria relativa a la vivienda, informarte sobre todo el proceso de venta, asesorarte en cuanto al precio, posibilidades….

Un único interlocutor que hará que tu proceso de venta sea mucho más cómodo y sencillo.

3. Comparten recursos

La información de cada inmobiliaria será compartida entre todas las agencias adheridas.

Cada vez que un agente inmobiliario consiga un inmueble en venta, este tendrá la obligación de introducirlo en una base de datos compartida a la que tendrán acceso todas las inmobiliarias de la MLS.

Pero las MLS no solo comparten exclusivas, también comparten información sobre el mercado, tendencias, cursos formativos, tecnología…

Trabajan en conjunto por mejorar, no solo la cartera de clientes personal, sino también la del resto de agentes inmobiliarios ya que el beneficio obtenido será compartido.

4. Profesionalidad en el servicio

Las MLS cuentan con profesionales perfectamente capacitados para asesorar al propietario durante todo su proceso de venta.

Tu agente inmobiliario asignado, será el encargado de asesorarte en cuanto al precio adecuado para tu vivienda, los recursos que podrías fomentar en ella para conseguir una venta más rápida, los trámites relativos a la venta, contratos…

Una manera de estar acompañado durante todo el proceso por una persona de confianza que te guíe en cada paso.

5. Ahorro de tiempo

Vender una vivienda por cuenta propia, suele conllevar un tiempo que en ocasiones no tenemos.

En una MLS, tu agente inmobiliario será el encargado de realizar la criba de compradores que más se adapten a las características de tu vivienda, recibirles en su oficina, informarles sobre tu vivienda, enseñarles la casa a todos los interesados etc.

Debido a la gran base de compradores con la que cuentan las MLS, las visitas concertadas serán siempre de más calidad.

Habrá más posibilidades de encontrar un comprador apropiado entre todos los disponibles y la información sobre este será mucho mayor, por lo que los plazos de venta, en general, suelen ser siempre menores.

 

* Si tienes intención de vender tu vivienda en Málaga, Barcelona, Valencia o Murcia, consulta con las agencias de MLS existentes en cada zona para poder beneficiarte de todos estos beneficios.

Inmobiliarias MLS en Barcelona, Málaga, Murcia y Valencia

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*